Pasar al contenido principal

Lenguajes

Jóvenes de Garza mueren tras caer de puente sin baranda en ruta 160

  • Esto es lo que sabemos hasta el momento sobre la trágica muerte de los dos locales
Donar
Compartir: 
Esta es la motocicleta en la que viajaban los dos jóvenes. En la tarde de este domingo todavía se encontraba al lado de la quebrada.

Dos jóvenes vecinos de Playa Garza en Nicoya fallecieron el pasado 1° de enero luego de caer de un puente cuya baranda se cayó hace meses, sobre la quebrada La Cascada en la ruta 160.

Aaron Duarte de 17 años y Roberto Cardoza, de 22, viajaban en una motocicleta durante la madrugada de ese día. Venían desde Sámara y, al parecer, perdieron el control del vehículo antes de llegar al puente, que queda a unos tres kilómetros de Playa Garza.

“No agarraron el puente y se salieron del camino. El puente hace rato no tiene una baranda”, contó Santos Zuñiga, cruzrojista de Nosara que atendió la emergencia.

 

 

Santos confirmó que ninguno de los jóvenes usaba el casco de protección. Según un familiar de Duarte, los jóvenes estaban celebrando el fin y principio de año en Sámara. Shasling Viales, vocera del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), informó que el levantamiento de los cuerpos se hizo a las 9 a.m. del mismo 1° de enero.

Ambos fallecidos eran surfistas y, por eso, un grupo de sus amigos hicieron hoy un homenaje nadando ida y vuelta en Playa Garza en memoria de ellos.

El entierro de Duarte será mañana en Guiones y el cuerpo de Cardoza será llevado a Nicaragua, su país natal.

Puentes Peligrosos

El camino de lastre y lleno de huecos que lleva hasta Nosara demuestra una vez más los peligros a los que se enfrentan los conductores: huecos, mala señalización y puentes en mal estado son solo algunos de los daños que ponen en riesgo la seguridad de los viajeros y locales.

Los locales recuerdan que esta baranda del puente se cayó hace ya varios meses pero nadie ha venido a repararla.  

Francisco López, miembro del Comité Pro Ruta 160, indicó que entre Sámara y Nosara hay seis puentes, de los cuales dos son peligrosos para los conductores.

“Ese puente donde tuvieron el accidente es peligroso, pero ahorita el puente más peligroso es el que está antes de llegar a Garza. Está cerca de una curva, es de una solo vía, es muy angosto y no se vé el vehículo que viene ni el que va”, dijo López. 

Uno de los puentes cercanos solo tiene un pañuelo azul amarrado a un tubo para prevenir a los conductores sobre el hueco en el que pueden hundirse al pasar por allí. 
Diseño y desarrollo web por Manatí