Pasar al contenido principal

Lenguajes

¿Qué aprendieron los ganaderos de Nicoya después de la sequía?

  • Prácticas ineficientes dominan la ganadería en el cantón por obstáculos culturales y económicos
Donar
Compartir: 
El ganado ya comienza a buscar el poco alimento que crece en los potreros para ellos.Photo by David Bolaños

A partir de marzo, la frescura y humedad del fenómeno de la Niña se van y le dejan la puerta abierta al caluroso verano guanacasteco. En otras palabras: viene la época de las vacas flacas.

La estación seca no mantendría ese apodo si el gremio ganadero hubiese adoptado, a mayor escala, nuevos métodos para mantener alimentados a los animales bajo condiciones adversas. Al menos así lo señalan algunos miembros del sector.

Según proyecciones del Instituto Meteorológico Nacional, el verano de este año no será tan abrasador como el del 2015, cuando la sequía estaba en su punto más intenso. Aún así, no hay una completa seguridad de que el sector pecuario en Nicoya sobrelleve mejor su situación durante este periodo.

Las consecuencias pueden ir desde la disminución del precio del ganado y un descenso en la producción, hasta la muerte de algunos animales.

Problema cultural

La presidenta de la Cámara de Ganaderos de Nicoya, Leonor Ruiz, advirtió que “los ganaderos no saben acceder a los conocimientos que se les podría dar” y lamentó la poca asistencia a cursos propiciados por la Cámara durante el 2016 para sus 347 miembros.

“Una vez se dio capacitación de forraje hidropónico, en el que se les dio toda la estructura y casi ninguno la ha estado utilizando ni para siembra de hortalizas. Un día fui donde uno y lo estaban usando de tendedero”, añadió la presidenta.

El ganadero Mauricio Pineda, pionero en el cultivo de pasto de riego por goteo, explicó que muchos productores nicoyanos están conscientes de la escasez de alimento ocasionada por el verano y saben que hay soluciones, aunque no las ponen en práctica debido a su terquedad cultural, que perpetúa prácticas de antaño.

“A ganaderos les he escuchado la expresión (incluso después de la sequía) de que el ganado, teniendo agua y juntando hojas, pasa el verano. La lección se recibió pero no se aprendió”, afirmó Pineda.

Problema económico

A pesar de que Mauricio Pineda dice que los nicoyanos saben los problemas del verano, también aclara que muchas personas no pueden incorporar nuevos métodos para alimentar a su ganado por falta de recursos económicos.

El organizador de la Subasta Ganadera El Progreso, Elier González, sostiene que la época seca afecta económicamente a los productores de la zona, dado que parte de las ventas se hacen a bajo precio por temor de no poder mantener al ganado.

Por eso, Pineda y la Cámara de Nicoya urgen a sus colegas a persistir para crear proyectos que garanticen alimentos suficientes en las fincas.

La inversión se devuelve. Yo no tengo pérdidas; no se me muere el ganado, no se me adelgaza y mantengo la misma producción de leche y carne en el verano”, comentó Pineda sobre las ventajas de su sistema de riego por goteo, que costó unos ¢5 millones.

“Una sequía no la podemos parar pero podemos atenuar sus efectos”, agregó.

¿Asistencia aprovechada?

Durante el 2016, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) distribuyeron ¢500 millones en maquinaria e insumos para casi 6.500 productores agropecuarios en Guanacaste, los cuales forman parte de un plan de asistencia que se creó desde que la sequía comenzó en el 2014.

Sin embargo, la presidenta de la Cámara de Ganaderos de Nicoya resaltó que encontró casos en que los ganaderos desaprovecharon algunos de esos beneficios.

“La CNE dio concentrado, melaza, pacas, minerales. Dieron semilla de pasto mejorado y algunos [ganaderos] dicen que lo vendieron; otros dicen que la sembraron y que no sirvió”, comentó Ruiz.

Por otro lado, la Cámara nicoyana recalcó que el MAG les entregó una ensiladora de pasto hasta febrero del 2017, pero que esta fue solicitada desde septiembre del año pasado, cuando dicha maquinaria pudo ser aprovechada para afrontar este verano.

Ronald Mora, encargado de atención agropecuaria del MAG en Nicoya, justificó el plazo de entrega debido a la evaluación que requería cada solicitud. “Es la primera vez que se hace una entrega de esos equipos y este año tienen la oportunidad de ensilar en la época de forraje”, dijo.

Etiquetas: 
GanaderosSequia
Diseño y desarrollo web por Manatí