Pasar al contenido principal

Lenguajes

Agua de Nimboyores llegará a las costas de Santa Cruz y Carrillo en abril del 2018

  • Acueducto costará $15 millones y abastecerá a comunidades con pozos salinizados
Donar
Compartir: 

Un nuevo acueducto costero del Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) abastecerá a 14 asadas de Santa Cruz y Carrillo a partir de abril del 2018, con agua del acuífero de Nimboyores.

Pese a que persiste la oposición de algunos vecinos, el AyA asegura que este acuífero es el único que tiene la capacidad de abastecer a todas las comunidades afectadas y que utilizarán solo 188 litros por segundo, cuando el pozo podría producir 400.

El inicio de la obra está programado para setiembre de este año y el Instituto espera tardar unos siete meses en su construcción, así lo confirmó la asesora de prensa del AyA, Sandra Salazar a La Voz de Guanacaste. Sin embargo, aclaró que las fechas son tentativas según avance la construcción.

El proyecto busca llevar agua a alrededor de 36.000 personas que habitan esta zona rural, con una inversión de alrededor de $15 millones.

Entre las asadas que se verán beneficiadas están El Llano, Hernández, Huacas, La Garita, Lorena, Matapalo, Potrero, Playa Grande, San José de Pinilla, Santa Rosa, Tamarindo, Villareal, entre otras.

La asesora de la presidencia Ejecutiva del AyA para Guanacaste, Grace García, explicó que se aprovechará  menos agua de la que se podría  extraer del acuífero, pues solo  se usarán 188 litros por segundo de los 400 litros de agua por segundo que genera la naciente.

Además explicó que el acueducto ya  cuenta con los estudios técnicos necesarios de parte de la Dirección de Aguas del Ministerio de Ambiente y Energía (Minae) y del Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento, SENARA.

“Los estudios técnicos que respaldan lo que nosotros vamos a llevar a cabo como extracción de agua ya los tenemos. El tema de oposición yo creo que tiene que ver con otro elemento que son los pozos ilegales”, afirmó García.

Las funcionarias del AyA también confirmaron que ya salió el documento de la licitación para la instalación de alrededor de 30 km de tuberías y está por salir aún la de la construcción de un tanque de almacenamiento.

Un alivio contra las consecuencias de la sequía

El objetivo del acueducto es aliviar los problemas de sequía en la zona y el frecuente desabastecimiento de agua por la sobreexplotación de acuíferos costeros. Incluso, como medida temporal, el AyA ha invertido unos ₡200 millones en camiones con cisternas para llevar agua a estas comunidades.

Ahora, su intención es dejar esta medida de lado, abastecer de agua de una vez por todas a las comunidades y darle un descanso a los acuíferos costeros sobreexplotados. El Minae ha encontrado 150 pozos ilegales en esta zona costera, lo que vuelve aún más complicado el panorama.

“El objetivo es que las Asadas que tienen más conflictos con el proceso de salinización, como en Tamarindo, Potrero y Brasilito, puedan resguardar los pozos que tienen por un tiempo considerable”, aseguró la asesora.

Diseño y desarrollo web por Manatí