Pasar al contenido principal

Lenguajes

Administración Solís Rivera cumple en promedio un 60% de sus metas para Guanacaste

  • Evaluación de metas del Mideplan contempla avances hasta diciembre del 2016
Donar
Compartir: 
Archivo

Hoy el Presidente Luis Guillermo Solís Rivera se dirigirá a los guanacastecos con un 60%, en promedio, de avance en sus metas prometidas para Guanacaste al inicio de su Administración.

De un total de 21 promesas hechas por el mandatario y contempladas en su Plan Nacional de Desarrollo (PND 2015-2018), seis fueron calificadas por el ministerio de Planificación (Mideplan) como no cumplidas (con menos de un 49,9% de cumplimiento alcanzado).

Igual número de metas se reportan como cumplidas (más del 80%) y cinco de ellas con avances parciales (más del 50% pero menos del 79,9%). Otros cuatro rubros prometidos en el Plan no fueron contemplados por el Ministerio en su evaluación; por ende, se desconoce el porcentaje real de avance.

 

 

El documento de Planificación solo contempla avances reportados por la administración hasta diciembre del 2016, con las metas que se prometieron hasta esa fecha.

El sector de desarrollo humano e inclusión social es el área en que se reporta la mayor cantidad de metas catalogadas como cumplidas (es decir, los resultados obtenidos son iguales o mayores al 80%).

De cinco metas establecidas por el Gobierno, tres de ellas alcanzaron la máxima evaluación.

¿Más trabajo?

En otras áreas como trabajo y seguridad social, el Gobierno queda en deuda. Solo una de las cinco metas establecidas en ese rubro se cumplió. Las metas restantes o no se cumplen o se cumplen parcialmente.

Por ejemplo, para diciembre del 2016, se esperaba que 5.389 jóvenes de entre 17 y 24 años se egresaran del programa Empleate, que pretende mejorar la empleabilidad de las personas mediante capacitación técnica/ocupacional dirigida, según las exigencias del mercado laboral.

Como resultado, solo 1.608 jóvenes en la región fueron beneficiados a través de este programa.

El resultado llega en momentos en que la región enfrenta tasas de desocupación que sobrepasan el 10%.

La pesadilla de los guanacastecos

El presidente lo sabe: “La carretera en Nosara no es una carretera, es una trocha. Vamos a intervenir urgentemente esa vía”.

Así se refirió Solís el 23 de julio del 2014 sobre  la ruta 160 que comunica Sámara con Nosara. Tres años después, la carretera sigue con arreglos pendientes y representando un dolor de cabeza para los vecinos.

Lea también: Grupo de vecinos logró asfalto para 10 km de ruta 160 con ayuda del MOPT


Por ahora, solo se asfaltarán 10 km (del cruce de Santa Marta a playa Garza) de los 30 km que componen la vía.

Otra de las metas hacía referencia al mejoramiento de la sección que une Birmania con Santa Cecilia de La Cruz de Guanacaste. El documento de Mideplan sugiere que esta obra ni siquiera empezó, pues tiene un 0% de avance.

Concluir la ampliación del tramo Cañas - Liberia y entregarla en un 100% fue otra de las promesas contempladas en el plan de Gobierno que sí se cumplió. La carretera de 50 kilómetros que fue inaugurada en julio del 2016, con una inversión superior a los $200 millones, no solo fue obra de la presente administración sino que fue un proyecto que se pensó desde el gobierno Chinchilla Miranda.

Otras metas que incluía la propuesta de la administración Solís Rivera para la provincia era terminar las obras de la nueva torre médica del Hospital La Anexión de Nicoya. Aunque la apertura de la primer etapa del inmueble pretendía ser en el 2015, fue hasta abril del 2016 que el presidente la inauguró.

Diseño y desarrollo web por Manatí