Pasar al contenido principal

Lenguajes

Guanacastecos contra los agroquímicos: la agricultura de la resistencia

  • En un país que abusa de pesticidas y fertilizantes, hay quienes se resisten por la salud de aquellos a los que aman y del medio ambiente
Donar
Compartir: 
Kora Vásquez aprende desde ahora cómo cultivar sin agroquímicos. Luego de que su madre se intoxicara con pesticida, su familia dejó de utilizarlos definitivamente, pese a todo el esfuerzo extra que eso conlleva para un agricultor.Fotos por César Arroyo

A la Finca Don Miguel en Curime empiezan a llegar carros cargados con cajas de legumbres, verduras, e historias de vida en manos de quienes las descargan.

Preparan todo para la feria verde que organiza una vez al mes la Asociación Agro Orgánica Guanacasteca en la finca de uno de sus miembros. La agrupación conformada por 40 socios, agricultores en su mayoría, otros solo consumidores, se reúne con un mismo propósito: demostrar que se puede producir orgánico en Guanacaste.

En el suelo del trópico seco es común encontrar granos, caña de azúcar y frutas, principalmente melón. Los agroquímicos contribuyen a que los frutos crezcan más grandes y más feroces en medio de la sequedad. Así se pierden menos cultivos.

Sin embargo, las familias que llegan a la Finca Don Miguel encuentran que las ventajas de la fumigación no son suficientes en comparación con los daños que han provocado en sus vidas.

La Asociación Agro Orgánica Guanacasteca hace ferias verdes periódicamente en la finca de alguno de sus productores. Este es don Miguel.

Doña Teresa Ramos trae su café desde su finca en La Esperanza, un pueblo en la cresta del Diriá entre Santa Cruz y Nicoya, donde el bus sube solo una vez al día, tres veces por semana. Comanzó a producir orgánico luego de que casi pierde a Nelly, su única hija, quien se intoxicó a los cinco años con una hoja de café atomizada. Nelly sufrió de convulsiones durante 15 años, producto del veneno. Afortunadamente, se detuvieron con el nacimiento de su hija Kora.

Miguel Gutiérrez pone sobre la romana un puño de cebollas pequeñas que sabe podrían ser mucho más grandes. Él dejó de usar químicos desde que murió su esposa por cáncer gástrico. En una esquina, Doña Francia Cerdas, vecina de Vigía y productora orgánica, ayuda a Don Miguel a vender sus productos mientras ordena los suyos con las manos teñidas de amarillo por trabajar la cúrcuma.

Francia, Teresa y Miguel trabajan la tierra procurando los productos más saludables posibles porque conocen las consecuencias del consumo de agroquímicos: no se los tienen que contar.

En cuanto a salud agroalimentaria llevan una ventaja sobre el resto del país. Se conocen. Son vecinos, son amigos, no le desean el mal a nadie. “A la gente antes no se le ocurría echar un químico al río porque el vecino era su amigo”, dice Irene Burgués, fiscal de la asociación.

En esta parcela, que anteriormente era potrero, Irene cultiva té, cúrcuma, y yuca.

Estas razones los llevan a hacerle frente al clima variable, a la escasez de producción y mercado y luchar contra cualesquiera que sean las condiciones agresivas que su cultivo atraviese. La resistencia los define.

Kora Vásquez, de 10 años, tiene su propia huerta y dice que cuando sea grande será productora orgánica como su abuela Teresa.

Teresa Ramos Guzmán, de 55 años, lleva toda su vida produciendo orgánico. Su café es vendido en restaurantes como Café Mundo en San José.

Felipe Díaz, esposo de doña Teresa, mueve el café para secarlo, ya finalizada la cosecha.

Francia Cerdas tiene pequeños cultivos alrededor de su casa para la venta y autoconsumo.

Doña Francia Cerdas en su casa, en el pueblo de Vigía en Nicoya. No se necesita ser adinerado para sembrar orgánico.

El sagú es uno de tantos productos que se pueden encontrar en las ferias verdes de la Asociación Agro Orgánica Guanacasteca.

La agrupación espera poder aumentar su producción durante el siguiente año para ofrecer ferias verdes semanales.

Si quiere sumarse a su red de distribución ó saber cuando será la próxima feria verde búsquelos en Facebook como Asociación Agro Orgánica Guanacasteca

 

Diseño y desarrollo web por Manatí