Pasar al contenido principal

Lenguajes

Cinco consejos para empezar tu startup siendo joven

Foto con fines ilustrativos.Cortesía de Gananci

Trabajar con personas jóvenes es completamente diferente que trabajar con personas adultas en el mundo de los negocios, sobre todo al emprender, los últimos piensan que deben intentar ser emprendedores para ver si es lo suyo.

Los jóvenes están llenos de ideas, pasión y energía; además, no se vienen abajo con la noción de que su idea no funcionará o de que es muy difícil llevarla a cabo. En lugar de eso, están totalmente enfocados, con sueños tan grandes como el cielo. Es realmente reconfortante ver esa actitud, que sin duda alguna los ayudará a seguir el largo camino que les espera.

A continuación, te presento algunos consejos para empezar tu propia startup siendo joven y no rendirte en tu nuevo camino como emprendedor.

 

  1. Debés estar preparado

¡No lo hagás! ¡Conseguí un verdadero trabajo! Es broma, pero necesitás estar preparado para tomar grandes riesgos cuando te lances a buscar algo que todavía no existe. Pasarás muchas horas estando solo, lleno de incertidumbre o alrededor de gente negativa en el mundo diciéndote que tu idea no sirve, que nunca lo lograrás. El 99% del tiempo escucharás un NO como respuesta.


 

  1. La persistencia es la clave

Estar lleno de optimismo y con la grandeza en mente es algo bueno. Sin embargo, también necesitarás una gran determinación y persistencia para no rendirte. Además, es necesario que seas capaz de mantener tus niveles de energía por un largo tiempo mientras asumes los roles de mercadólogo, ingeniero de producto, jefe de ventas, finanzas y operaciones.

No abandonés la universidad inmediatamente. Aunque Bill Gates y Mark Zuckerberg lo hicieron, ellos son casos excepcionales. Tú necesitas la educación que esta puede brindarte.

 

  1. Asociate con las personas correctas

Elegí tus socios de forma cuidadosa. Los socios para emprender pueden ser una gran ventaja, ya que te permiten tener a alguien para compartir las cargas, ya sea el riesgo financiero o la carga de trabajo. La mayoría de startups empezaron con co-founders.

Sin embargo, es necesario advertir que una relación de socios puede ser peor que un matrimonio. Pasarán mucho tiempo juntos trabajando en su “bebé” y podrán tener diferentes opiniones acerca de cómo crecerá y se desarrollará. Habiendo dicho esto, tu universidad te brinda una gran oportunidad para encontrar potenciales socios y es una buena forma de desarrollar relaciones de confianza. ¡Aprovéchala!

 

  1. Resuelve una necesidad

Perseguí una idea que resuelva una necesidad real. Esto podría ser para algo de tu propio uso, donde has descubierto que falta algo o que no es lo suficientemente óptimo. Investigá la idea y analizá el potencial del mercado profundamente.

No te desanimés si encontrás algo o a alguien que ya lo está haciendo. Intentá buscar una forma de diferenciarte. Las grandes startups no siempre fueron las primeras en su industria.

 

  1. Sé flexible y acepta el fracaso

No te enamorés de la idea de tu startup, incluso si estás seguro que hay una necesidad latente que resuelve. Tu interés en emprender será puesto a prueba. Tus ideas necesitarán cambiar conforme vayas aprendiendo.

Cometerás errores e incluso fallarás, ya sea porque no podés recaudar dinero, estás atrasado para el mercado, contrataste a la persona equivocada, usaste el mensaje equivocado para comunicar, etc. Pasará. Date un tiempo y espacio para tí mismo y has los cambios que sean necesarios, tanto emocionales como físicos.

 

Una vez que agarres vuelo, podrá ser tentador vender rápidamente tu startup, así podrás continuar con tu siguiente gran idea. El sueño puede ser seductor. Sin embargo, conforme vayas madurando y convirtiéndote en gerente, te darás cuenta que tendrás más paciencia y capacidad para operar tu negocio y ver tu idea florecer realmente.

Recuerda que como emprendedor, nunca debes parar de aprender. Lee libros o artículos todos los días acerca de startups, no solo aprenderás cómo se iniciaron otras empresas, sino que también te servirán de inspiración y para obtener diferentes perspectivas de cada una. Por último, deberás ser paciente y estar dispuesto a fallar, lo más importante es que nunca te rindas.

Edith Gómez

Edith Gómez es periodista y editora de la revista Gananci, apasionada del marketing digital, especializada en comunicación online. Se niega a irse a la cama cada noche sin haber aprendido algo nuevo. Le inquietan las ideas de negocio y, más aún, aportar una mirada creativa al pequeño mundo en el que vivimos. Twitter: @edigomben

http://www.vozdeguanacaste.com/es/%40edigomben

More from this blogger

¿Qué defectos caracterizan a un emprendedor?

Junio 10, 2017 - 12:14

Bien es cierto que siempre se habla sobre las cualidades y atributos de una persona emprendedora. De lo increíble que es y...

MORE

Siete consejos para emprendedores novatos

Mayo 27, 2017 - 10:45

Si hay algo que caracteriza a los jóvenes que se lanzan a la aventura del emprendimiento es su constancia y valentía...

MORE

¿Cómo mantener un espíritu emprendedor?

Mayo 6, 2017 - 10:19

La capacidad de despertar cada día motivado, olvidar los problemas y ...

MORE

Diseño y desarrollo web por Manatí