Pasar al contenido principal

Lenguajes

Funcionarios de muni de Santa Cruz amenazan con irse a huelga

  • Sindicato alega falta de pago de horas extras y preferencia en contrataciones
Donar
Compartir: 

El sindicato de empleados de la municipalidad de Santa Cruz asegura que de no atenderse y resolverse en un periodo de 30 días, al menos, 20 peticiones presentadas ante el concejo municipal, se realizará un paro de labores por tiempo indefinido.

La falta de pago de viáticos y horas extras, amonestaciones sin causa y nombramientos irregulares, son parte de las quejas que tienen los funcionarios.

Roxana Morales, presidenta de la seccional de la Asociación Nacional de Empleados Públicos (ANEP) de la municipalidad, aseguró que el malestar proviene de diferentes departamentos del gobierno local y de una “amplia mayoría” del personal.

 

 

Los empleados, acuerpados por la agrupación sindical, presentaron un pliego de peticiones ante el concejo el martes 5 de setiembre, con el objetivo de dar a conocer las supuestas irregulares y que sean atendidas una a una.


“Estamos viendo atropellados nuestros derechos como funcionarios municipales. El documento con las afectaciones se entrega, se espera 30 días, según el debido proceso, y si no tenemos respuesta nos vamos a huelga indefinida”, dijo Morales.


En la entrega del documento no estuvo presente María Rosa López, alcaldesa municipal, tras incapacitarse; lo que también generó incomodidad entre los trabajadores.


Actualmente la municipalidad emplea a un total de 267 funcionarios de forma directa.


Lea también: Fiscalía investiga a cinco alcaldes de Guanacaste por supuestos delitos penales


Conversaciones pendientes


Al concejo se hizo presente el dirigente sindical Albino Vargas para defender la posición de los trabajadores del municipio.


Según el secretario de la ANEP, los trabajadores no laboran en un ambiente de paz, lo que pone en riesgo la operatividad del municipio.


“Hablamos de problemas de gestión, administrativos y de decisiones unilaterales que presuntamente se están tomando sin base legal. Esto es recurrente y se está llegando al tope de la paciencia obrera. Aquí podría estarse gestando un movimiento de huelga”, dijo Vargas.


Como solución, el dirigente propuso la conformación de una mesa de diálogo entre concejo, alcaldía, sindicato y ministerio de trabajo, para llegar a soluciones claras y con el apoyo de todos los actores.


Iván Ramírez, vicealcalde, y en ausencia de López, aseguró estar anuente a revisar las peticiones a la brevedad.

Diseño y desarrollo web por Manatí