Pasar al contenido principal

Lenguajes

Conozca al mayor inversor de Papagayo y su historia de pérdidas millonarias

  • Fundación en Estados Unidos habría perdido $500 millones en el Hotel Four Season Papagayo, Ritz-Carlton Gran Caimán y Four Season Bahamas
  • Los documentos Paradise Papers utilizados en esta investigación provinen de la filtración del Bufete offshore Appleby.
Donar
Compartir: 
Marvin Schwan en 1943, en los comienzos de lo que años más tarde se transformaría en una exitosa empresa de venta de comida congelada. Schwan funda la Fundación Marvin M. Schwan Charitable Foundation en 1993 para ayudar a expandir el accionar de la Iglesia Luterana.Página web Schwan

El mayor inversionista del proyecto Polo Turístico Golfo de Papagayo, la fundación sin fines de lucro estadounidense The Marvin M. Schwan Charitable Foundation, perdió al menos $391 millones en sus inversiones inmobiliarias en las islas del Caribe. Varios documentos, incluida una demanda en Estados Unidos en contra de la fundación, también indican  que perdió hasta $205 millones en Papagayo.

La Fundación Schwan fue creada por el empresario de Minnesota Marvin M. Schwan, quien hizo una fortuna con el negocio de la comida congelada. Cuando murió, en 1993, dejó bienes y dinero a nombre de la organización con el objetivo de promover la doctrina de la iglesia luterana.

 

 

Sin embargo, el patrimonio de la fundación se redujo a la mitad en 20 años, pasando de tener casi $1.000 millones de dólares en 1993 a $449 millones en el 2013, según sus reportes al fisco de Estados Unidos.

Es decir, el mayor concesionario del proyecto turístico más ambicioso de Costa Rica estaba en manos de una fundación con un historial de inversiones fallidas.

Para esta investigación no fue posible contar con las respuestas de los involucrados, quienes no contestaron luego de llamadas a su oficina y correos enviados a los administradores de la fundación.

LEA TAMBIÉN: Mayores inversores de Papagayo refugiaron dinero y transacciones en paraísos fiscales

 

Las pérdidas en Costa Rica

Una denuncia presentada en el 2014 por dos de los hijos del fundador Marvin M. Schwan en contra de cuatro de los administradores de la fundación, —que eran los responsables de las inversiones inmobiliarias en Costa Rica—, asegura que las inversiones en Papagayo causaron pérdidas por $205 millones.

"Los administradores financiaron estas inversiones en el extranjero a través de una red elaborada de más de 100 sociedades offshore, filiales, asociaciones y otras organizaciones relacionadas con domicilios legales en las Islas Vírgenes Británicas, Bahamas, Costa Rica, Islas Caimán y Panamá”, señala la denuncia.

En los documentos del bufete Appleby-Estera, analizados por La Voz de Guanacaste como parte del nuevo proyecto Paradise Papers, del ganador del premio Púlitzer ICIJ se puede ver a cuatro personas presentes en todas las compañías subsidiarias que realizaban las inversiones en Bahamas, Gran Caimán y Costa Rica.

Todos eran hombres de confianza del difunto Marvin y fueron los responsables de administrar —y también de disminuir— la fortuna de la fundación Schwan. Sus nombres eran Alfred Schwan, quien murió en el 2011 y era administrador de la fundación; Lawrence Burgdorf, otro administrador que era amigo personal de Marvin y clérigo de la iglesia Luterana; Keith Boheim, el único de ellos con experiencia en negocios y Erick Burgdorf, director ejecutivo de la fundación e hijo de Lawrence.

LEA TAMBIÉN: ¿Por qué debemos contarle los secretos de Papagayo y sus empresas de papel?

 

La fundación Schwan fue creada por Marvin M. Schwan, un magnate de la comida congelada que murió poco después de fundarla. CRÉDITO: Sitio web de la empresa Schwan. 

 

Todos ellos tenían el poder de tomar decisiones financieras en la fundación y decidieron invertir en el mercado de bienes raíces, uno de los más especulativos y complejos del mundo, invirtiendo y otorgando préstamos a desarrollos basados en confianza y que constantemente presentaban algún problema económico.

“Especulativas por su naturaleza, cada una de las inversiones en el exterior fracasó de manera espectacular, causando que la fundación sufriera pérdidas de cientos de millones de dólares", continúa el documento.

En los reportes presentados entre 1997 y el 2015 al fisco de Estados Unidos por la fundación, se puede ver que Schwan había invertido al menos $211 millones en Papagayo y otorgado préstamos por $204.5 millones. 

La fundación comenzó a invertir fuertemente en el Golfo de Papagayo entre 1999 y el año 2000, al comprar  el 70% de las acciones de Ecodesarrollo Papagayo S. A., la mayor concesionaria de Papagayo, junto a la empresa costarricense Florida Ice & Farm (Fifco), que tenía el 30% restante de las acciones.

Ambos inversores, Fifco y la Fundación, crearon sociedades offshore en las Islas Vírgenes Británicas, Gran Caimán y Bahamas para desarrollar el Hotel Four Seasons Papagayo (inaugurado en 2004), la Marina Papagayo (inaugurada en 2008), las residencias, el campo de golf y ceder algunos terrenos a terceros.

La sociedad entre Fifco y la fundación sufrió un cambio drástico en el 2012, cuando la empresa costarricense le canjea todas sus acciones de Ecodesarrollo Papagayo S. A. a Schwan a cambio de quedarse con 311 hectáreas sin desarrollar ubicadas en el norte de la península. La compañía costarricense no confirmó a este medio cuáles fueron los motivos de su salida en aquel momento.

Según declaraciones dadas en la denuncia contra los administradores de la fundación por uno de los hijos de Schwan, en mayo del 2013 “(...) los administradores confirmaron que se proyectaba una pérdida adicional de $205 millones en sus inversiones en Costa Rica”.

Schwan continuó en Papagayo hasta agosto del 2016 cuando vendió todas sus offshores al grupo Gencom, empresa dedicada al desarrollo y administración de hoteles. El precio de la venta no trascendió aunque según reportes de la fundación en el fisco de Estados Unidos, su inversión en Costa Rica era de $152 millones.

El mismo año, los hermanos y los administradores de la fundación llegaron a un acuerdo en la corte de Dakota del Sur en el 2016.

LEA TAMBIÉN: Los 7 mandamientos que hunden a Papagayo

Las pérdidas en Bahamas

La primera pérdida económica de la fundación ocurre en el 2007, cuando Schwan era accionista mayoritaria de corporaciones que mantenían deudas a raíz de su participación en el hotel Four Seasons de Bahamas.

Los paraísos fiscales suelen ser también islas paradisiacas, como Bahamas. Crédito: pixabay.com

 

Las deudas ascendían a los $142 millones, según consta en un reporte financiero del registro de Bahamas que aparece en la filtración del bufete Applebay-Estera. Ese mismo año el hotel cierra sus puertas.

Dos años más tarde, en el 2009, la cadena de hoteles Sandals compra el Four Seasons por un precio por debajo de su valor en el mercado que, según analistas de publicaciones financieras, era de $300 millones.

El turno de Gran Caimán

En Gran Caimán se repitió la receta. En el 2012, el Hotel Ritz-Carlton es subastado debido al incumplimiento de pago por una deuda adquirida en el 2007 por $234 millones. Las deudoras eran compañías en la que, una vez más, Schwan figuraba como accionista y que administraban el hotel.

Además del préstamo, la fundación Schwan había invertido en ese hotel hasta $220 millones en 8 años (1999- 2007). La pérdida total para Schwan fue de $249 millones en Gran Caimán, según la declaración financiera ante el fisco de Estados Unidos.

“La organización en la que hemos invertido no pagó una serie de préstamos y la propiedad fue subastada. Durante ese proceso la organización tuvo una pérdida de más de $249 millones”, dice el reporte presentado por la fundación.

El Hotel Ritz Carlton fue subastado por $177 millones de dólares, un precio drásticamente inferior a su valor, que según el mercado de bienes raíces, era de $400 millones.

La historia de la fundación ha sido un cuento de pérdidas de la cual el golfo de Papagayo no aparenta ser la excepción.

 

Fundación no quiso conocer antecedentes de incumplimientos de contrato de socio inversor 

 

A la fundación The Marvin M. Schwan Charitable Foundation no le interesó investigar con quien invertía sus $220 millones en Gran Caimán, a pesar de que su socio, el desarrollador e inversor canadiense Michael Ryan, tenía antecedentes desfavorables por incumplimientos de contratos, incluyendo una denuncia en Costa Rica.

Alfred Schwan, hermano de Marvin Schwan y uno de los administradores de la Fundación quien murió en el 2011 Crédito: Sitio web de empresa Schwan. 

La inversión en el Hotel Ritz-Carlton terminó con grandes pérdidas para ambos inversores. La empresa que compró la deuda del Hotel Ritz-Carlton encontró que Ryan supuestamente había estado usando el dinero para otros fines que los estipulados y lo demandó por “mal uso de fondos”.

Así se lee en los archivos del bufete Appleby-Estera, firma legal que usaba Michael Ryan para sus inversiones en Gran Caimán y cuyas filtraciones se utilizan ahora como base para este reportaje.
Antes de Gran Caimán, Ryan había invertido en Guanacaste durante la década del 90, momento en que prometió desarrollar el proyecto inmobiliario en Punta Cacique, entre Playa Hermosa y Playa Panamá.

Este proyecto también resultó un fracaso, luego de instalar los servicios básicos y vender algunos lotes a extranjeros, fue denunciado ante la comisión del consumidor por incumplimiento de contrato y la comisión  le ordenó devolverle la plata que su cliente –el denunciante– gastó en la compra de lotes.

LEA TAMBIÉN: Tesoro offshore expone los vínctulos de Trump con Rusia

Mientras Ryan invertía en nuestro país, la empresa familiar de desarrollo que tenía en Canadá junto a su padre también recibía denuncias por incumplimientos de contrato, según una carta escrita por Lawrence Burgdorf, administrador de la fundación.

En 1997, Ryan fue demandado por fraude y una corte en Canadá lo condenó a resarcir monetariamente a sus víctimas, indican documentos legales del sitio web www.offshorealerts.com 

Los emails filtrados de Appleby-Estera muestran que los directivos de Schwan sabían de los antecedentes negativos de Ryan pero en ningún momento dudaron en invertir con él.

Cuando en el 2007 el canadiense recurre a la aseguradora internacional Column Financial Inc-Credit Suisse en busca de un refinanciamiento de un préstamo para el hotel Ritz Carlton, Lawrence Burgdorf, uno de los administradores de los fondos de la fundación, escribe una carta a la aseguradora diciendo:

“(…)tenemos un conocimiento general de las causas judiciales involucradas en el proyecto (del hotel Ritz Carlton) y a pesar de que no hemos hecho una investigación independiente, no creemos que vayan a tener un impacto material”.

Burgdorf, dice en la carta a favor de Michael Ryan: “En el transcurso de los años hemos invertido más de $220 millones en el proyecto y jamás hemos sido influenciado por estas disputas”.

Así, respaldan la solicitud de refinanciamiento de $234 millones para terminar la construcción del hotel Ritz-Carlton, millones de dólares que terminan perdiendo. 

Acceda aquí al excel del IRS y de las offshore de Schwan.

Investigación producida en alianza con:

Diseño y desarrollo web por Manatí