Pasar al contenido principal

Lenguajes

Muni de Nicoya deberá indemnizar a dueño de terreno donde construyó calle pública

Donar
Compartir: 
La Muni de Nicoya invadió el terreno privado de un nicoyano para construir esta calle.Foto por Ariana Crespo

El Tribunal Contencioso Administrativo determinó que la Municipalidad de Nicoya deberá indemnizar a un nicoyano por haber construido una calle pública sobre un terreno de su propiedad. 

El propietario, llamado Félix Duarte, demandó inicialmente a la municipalidad en el 2011 por haber intervenido su terreno, que está ubicado en la parte noreste del Hospital Anexión.

En el terreno de Duarte, de 450 metros cuadrados y valorado en ¢67 millones, la muni construyó una calle de 88,75 metros cuadrados para conectar la carretera principal con el barrio San Martín.

A raíz de la demanda, a finales de julio de este año el Tribunal Contencioso Administrativo resolvió que la muni debe indemnizar a Duarte, es decir, pagarle dinero por haber utilizado su propiedad.

La sentencia agrega que el monto lo fijará la Municipalidad en el proceso de indemnización, pues primero debe determinar si expropiará parcial o totalmente al afectado. Según información del Departamento de Gestión Jurídica, la muni solo expropiará la franja de terreno de la calle.

Aunque el Tribunal dio un plazo de un mes para que la institución hiciera el pago, casi cuatro meses después el proceso no ha concluido.

La Municipalidad de Nicoya aún no tiene determinado el monto que deberá pagar, pero según el dueño del terreno el costo de esa franja ronda los ¢20 millones.

Duarte ya presentó una queja ante el Tribunal Contencioso Administrativo por el retraso en el proceso de indemnización.

Municipalidad se apropió del terreno sin pruebas

En los documentos del juicio se demuestra que el ingeniero municipal, Byron Rosales, dijo que el terreno se registraba como de uso público desde el 2008 y que la idea de construir la carretera era facilitar el acceso al Hospital de Nicoya, pero nunca existió una escritura pública que respaldara que la propiedad le pertenecía a la municipalidad.

En el 2011, el alcalde de Nicoya, Marco Jiménez, le indicó a Félix Duarte “que la calle que colinda al este con su propiedad es una vía de uso público consolidada por el transcurso del tiempo.

A raíz de esto, Duarte solicitó una audiencia en el Concejo Municipal en el 2011 para que se resolviera la situación. A pesar de que los regidores acordaron que lo mejor era que se indemnizara al nicoyano, la alcaldía no lo hizo.

Fue entonces cuando Duarte interpuso la demanda en contra de la muni que hoy, seis años después, se resuelve a su favor.

Diseño y desarrollo web por Manatí