Pasar al contenido principal

Lenguajes

Tilarán promueve más impuestos para energía eólica y dos munis más lo respaldan

  • Nicoya y Cañas ya acordaron apoyo al proyecto de ley que crearía más tributos
Donar
Compartir: 
Foto por Ariana Crespo

Las empresas desarrolladoras y propietarias de proyectos de energía solar en Guanacaste podrían verse obligadas en el futuro a cancelar un nuevo impuesto por su actividad.

Así lo pretende un borrador de proyecto de ley denominado “Ley de Solidaridad Tributaria a la Producción de Energía Eólica en la provincia de Guanacaste” que está siendo impulsado por la municipalidad del cantón de Tilarán y que se encuentra actualmente en consulta pública.

De acuerdo con el documento, el impuesto consiste en el pago de un 1% por cada ¢1.000 de ingreso bruto que reporten estas empresas por concepto de producción de energía que provenga del viento.

El alcalde de Tilarán, Juan Pablo Barquero, explicó que el dinero recaudado será distribuido entre todos los gobierno locales de la provincia para que puedan ser utilizados en proyectos de desarrollo de las comunidades.

LEA: Guanacaste produce la energía del futuro

Los recursos se repartirían así, según el proyecto: un 10% para el Ministerio de Hacienda, ente encargo de captar todos los recursos, administrarlos y fiscalizarlos; otro 60% se distribuiría entre las municipalidades de los cantones que tengan proyectos de generación eólica y el restante 30% de manera equitativa entre el resto de los cantones de la provincia.

“Por eso decimos que es solidario. Queremos que se inyecten recursos frescos a los municipios para proyectos sociales, culturales, de infraestructura, ambientales, entre otros. Eso sí, no podrán ser utilizados para la contratación de personal en las municipalidades”, continuó Barquero.

Guanacaste tiene 12 parques eólicos, nueve de ellos se ubican en el cantón de Tilarán, dos en Bagaces y uno en Liberia. En la actualidad, todas pagan impuesto de patente e impuestos de construcciones.

Apoyo en el camino

Hasta el momento, las municipalidades de Nicoya, Tilarán y Cañas dieron ya su apoyo definitivo al proyecto tras aprobarlo en sus respectivos concejos municipales.

Las municipalidades de Bagaces y Carrillo también se manifestaron a favor del plan pero no han notificado su apoyo oficial a Tilarán.

Según Barquero, la idea es conversar con todos municipios y recibir el visto bueno “para que sea un proyecto que represente a todos”.  También tomará en cuenta sus observaciones para que el texto sea consensuado.

Luego del apoyo de los gobiernos locales, el proyecto deberá abrirse espacio en la Asamblea Legislativa. Para ello, el alcalde de Tilarán explicó que buscarán que alguno o todos los diputados que representan actualmente a la provincia en el Congreso acojan el proyecto y lo asuman como suyo, para que así puedan asignársele un número de expediente e inicie su camino legislativo.

No tan rápido

Pese a que Bolaños aseguró que el proyecto ya es del agrado y del conocimiento de las empresas productoras de energía eólica de la provincia, La Voz de Guanacaste consultó tanto a Grupo Ecoenergía, Nordteco, que tienen operaciones en la zona,  así como a la  Asociación Costarricense de Productores de Energía (ACOPE), y todos dijeron que desconocen el plan.

“Esperamos que cualquier iniciativa sobre el particular sea revisada de antemano con nosotros y demás productores de energía, siendo que la energía es un servicio cuyos precios son regulados por la Aresep”, sostuvo Giovanni Araya gerente general de Grupo Ecoenergía.

LEA: Guanacaste comienza a explotar su sexappeal tecnológico

La diputada Marcela Guerrero, quien ha defendido en su carrera legislativa el uso de las energías limpias en el país,  enfatizó que el nuevo tributo podría verse como un desincentivo para los empresarios,  cuando más bien deberían estimularlos.

Guerrero explicó que cualquier costo adicional que deba ser acatado por los empresarios se podría traducir en un costo mayor para el consumidor final del servicio.

“Es momento de dar estímulos económicos a este tipo de energías. Pienso que si las municipales requieren de nuevos ingresos se podrían tener otras alternativas que aporten”, dijo.

Mientras tanto el alcalde de Tilarán se muestra optimista y cree que el proyecto goza de un buen ambiente.

“Las utilidades que estas empresas obtienen son muy altas y este impuesto no sería un golpe trascendental para el bolsillo de los empresarios”, señaló Barquero.

Diseño y desarrollo web por Manatí