Pasar al contenido principal

Lenguajes

Así funciona el bus eléctrico de hidrógeno que recorrerá las calles guanacastecas

Donar
Compartir: 

El primer bus eléctrico de hidrógeno del país se pensó en Guanacaste e iniciará sus recorridos por las calles de la provincia de manera oficial.

El autobús lleva por nombre N’Yu’Ti (que significa Estrella en Chorotega) y es desarrollado por la firma Ad Astra Rocket, del físico costarricense Franklin Chang, en alianza con otras cuatro firmas privadas y el apoyo del Gobierno. 

“Estamos ante un hecho histórico en Costa Rica. Esta es una ocasión en la que el país reafirma su voluntad de movernos hacia la cero carbonidad. En América Latina son solo tres lugares los que utilizan este tipo de tecnología: Brasil, Argentina, y ahora Costa Rica”, dijo Luis Guillermo Solís, presidente de Costa Rica.

Su puesta en marcha tomó poco más de seis años de trabajo y requirió de unos $4 millones en inversión proveniente del sector privado y el Estado.

A continuación le explicamos sobre la tecnología que utiliza el autobús para andar.

 

Created with Visage

Según explicó Chang en conferencia de prensa, Ad Astra cuenta con una planta que produce el hidrógeno rompiendo la molécula de agua, utilizando electricidad que proviene de energías renovables: sol y viento.

Con esa electricidad se produce el hidrógeno y el oxígeno. El hidrógeno se almacena, se comprime y posteriormente se le inyecta al bus a través de una hidrogenera, algo parecido a una gasolinera que no solo incluye los dispensadores de gasolina sino también el pozo de petróleo y la refinadora, todo en el mismo lugar.

“El autobús consume ese hidrógeno y lo mezcla de nuevo con el oxígeno del aire, produciendo agua otra vez y energía eléctrica”, explicó Chang, quien agregó que la tecnología utilizada en el autobús se puede llegar a replicar en todo tipo de transporte en el país: en furgones, automóviles particulares e inclusive los aviones.

Poco a poco

Pese a que se inauguró de forma oficial, el autobús se encuentra en una fase experimental y recorrerá solo algunas rutas como Libera - Aeropuerto y, posiblemente, Liberia - Nicoya.

Por el momento, usted podrá pedirle parada como cualquier servicio de autobuses de la provincia y no se le cobrará el tiquete.

Más adelante —aunque no especificaron una fecha exacta— el proyecto entrará en una fase de expansión, en la cual se buscará una sostenibilidad financiera. Es decir, que no dependa de la inyección de capital del Estado o de las empresas privadas.

En las siguientes fases se trabajará en la idea de negocio y en que el país logre la adopción total de la tecnología (que mecánicos, autobuseros y usuarios sepan cómo funciona).

“Todo será algo paulatino. Se trata de ir aprendiendo, de entrenar a técnicos, a las personas que operan el bus. Aprender cómo se usa y se produce el hidrógeno”, concluyó Chang.

Diseño y desarrollo web por Manatí