Pasar al contenido principal

Lenguajes

AyA continuará con construcción de acueducto en Sardinal pese a conflictos

Donar
Compartir: 
La construcción del acueducto consta de 16,5 kilómetros lineales de tubería. Fotos por César Arroyo

La construcción del acueducto en Sardinal de Carrillo no se detendrá aunque los conflictos y oposiciones de los vecinos persisten en contra de la obra. Algunos lugareños temen que en el futuro su comunidad carezca de agua y alegan que el acueducto beneficiará principalmente a los desarrollos hoteleros de El Coco y Ocotal.

Por ese temor, unos 60 sardinaleños quisieron detener las obras de construcción del acueducto, ayer martes 6 de diciembre, alegando que tomando en cuenta la dimensión de los tubos, Acueductos y Alcantarillados (AyA) tomará más agua de los 70 litros por segundo estipulados por la institución.

Durante las manifestaciones, la Fuerza Pública, que ya de por sí resguarda las obras día y noche, desplegó un operativo con aproximadamente 40 policías para evitar el paso de los manifestantes.

Los opositores lanzaron piedras y dañaron maquinaria y carros del AyA que se encontraban en la zona. Ante esto, los oficiales respondieron con gases lacrimógenos, por lo que la Cruz Roja atendió a cinco niños y una mujer de 33 años, según informaron los cruzrojistas.

 

En varias ocasiones, los vecinos de Sardinal se han manifestado en Barrio Nicomede, donde inicia la construcción del acueducto.

 

Los mantos acuíferos están en agonía. ¿Qué vamos a hacer si se nos llevan el agua de Sardinal? Vea los acuíferos en Playa Hermosa y Panamá, todo está salinizado. El AyA dio concesiones a diestra y siniestra y salinizaron los pozos y ahora quieren llevarse el agua de Sardinal”, manifestó Édgar Cantón, uno de los vecinos.

Ni un paso atrás

La construcción del acueducto en Sardinal — que pretende abastecer de agua a este distrito de Carrillo — inició hace una semana y Yamileth Astorga, presidenta ejecutiva del AyA, dijo que la construcción seguirá pese a las protestas.

En el programa Nuestra Voz de hoy miércoles, Astorga dijo que la comisión técnica conformada por el Servicio Nacional de Aguas Subterráneas, Riego y Avenamiento (Senara), el Ministerio de Ambiente y Energía (Minae), la UCR y la propia institución han monitoreado el acuífero, lo que les permite confirmar que tiene una capacidad de extracción de 440 litros por segundo, por lo que extraer 70 litros por segundo es totalmente viable.

 

Ana Lorena Gutiérrez, vecina de Sardinal, le decía a los oficiales de la Fuerza Pública que los vecinos no se irían hasta que la maquinaria se detuviera. 

 

Pero esa justificación no es suficiente para los vecinos de Sardinal. Según comentó el sardinaleño Martín Chavarría a La Voz de Guanacaste y Marita Arias en el mismo programa radial, la comunidad busca un espacio de diálogo con las instituciones para llegar a un acuerdo que tome en cuenta la posición de ambas partes.

Las quejas de los vecinos se amparan en consultas realizadas al geólogo Allan Astorga, catedrático de la UCR, quien sostiene que los estudios que tiene el AyA son antiguos y que carecen de validez en el presente. Por ejemplo, la viabilidad ambiental otorgada al proyecto data del 2008.

Una década de conflicto

La construcción del acueducto en Sardinal tiene un historial de 10 años. Durante este tiempo la oposición entre los vecinos y el AyA ha sido la constante.

Al inicio se cuestionó por los sardinaleños, la Defensoría de los Habitantes y la Contraloría General de la República la forma en que se financiaría la obra, porque se hizo por un fideicomiso con 22 empresarios que se verían beneficiados.

En el 2009 la Sala Constitucional frenó la construcción porque consideró que el AyA no cumplió los trámites y permisos de la ley, además de que no habían estudios técnicos que respaldaran que el acuífero de Sardinal daba abasto para el proyecto.

El AyA dice que la obra es pública, construida y financiada por el AyA y que los empresarios, a través del fideicomiso, donaron terrenos, tuberías y un tanque, pero que actualmente todo se hace con recursos del AyA.

Según la institución, la ampliación del acueducto cuenta con los estudios hidrogeológicos de la comisión técnica y con los permisos técnicos y ambientales necesarios, como lo confirmó la Sala Constitucional en la sentencia 2017-001163 de este año.

“Se llegó a la conclusión de que es viable el aprovechamiento del acuífero Sardinal por parte del ICAA [Instituto Costarricenses de Acueductos y Alcantarillados] para el abastecimiento del acueducto El Coco - Ocotal”, se lee en la sentencia.

Este proyecto forma parte de las 52 obras del Programa de Abastecimiento de Agua de Guanacaste del gobierno actual, que se implementa para atender la escasez en la zona.

Diseño y desarrollo web por Manatí