Pasar al contenido principal

Lenguajes

Muni invirtió ¢48 millones en Parque de Sámara que mantiene portones cerrados

  • La municipalidad dio las llaves a la Asociación Pro Turismo de Sámara y analizan cobrar un impuesto para el mantenimiento
Donar
Compartir: 
La municipalidad invirtió alrededor de ¢48 millones en el Parque Temático de Sámara que en este momento solo tiene una zona verde con árboles y dos plays para niños.Foto por César Arroyo

La municipalidad de Nicoya invirtió ¢48 millones en un parque temático en Sámara que nunca ha abierto sus puertas. Incluso la luz y el agua están suspendidos por falta de pago.

Así lo confirmó el ingeniero de la municipalidad de Nicoya, Josué Ruiz. Los recursos invertidos provienen de la partida que le corresponde a la municipalidad por el impuesto de salida del aeropuerto Daniel Oduber.

“El parque ahorita está listo como para ser usado así, al menos de día. Pero la parte de infraestructura para actividades es la menos fuerte”, agregó el ingeniero.

En un acuerdo tomado el 17 de enero de este año, la municipalidad decidió entregarle la administración del parque a la Asociación Pro Turismo de Sámara, que lo inaugurará el sábado 17 de febrero.

Aunque el parque no aparece en el presupuesto de la municipalidad de este 2018, según confirmó la funcionaria del departamento de presupuesto y planificación, Daisy Marín, la Asociación Pro Turismo lo acondicionará con bancas y mesas próximamente.

En principio, el proyecto del Parque Temático de Sámara pretendía impulsar el turismo, el comercio, el deporte y el ambiente con la instalación de una rampa de skateboard, áreas de juegos para niños y para picnic, senderos, un anfiteatro y locales comerciales para inquilinos. En algún momento se ideó, incluso, un mariposario.

Así se veía el parque cuando concluyó la primera etapa, en el 2016. La jardinería se deterioró y ya no se ve igual. Foto de archivo.

 

Cuando un equipo de La Voz de Guanacaste visitó el parque, el 9 de enero anterior, lo único palpable en este terreno de 3.500 metros cuadrados eran dos plays para niños, postes de luz, una casetilla de guarda y los senderos, que estaban cubiertos de maleza en algunos tractos y de ramas que caen de los árboles.

Según Ruiz, el municipio valora establecer un impuesto a los samareños para que, con esos recursos, se pueda abrir una plaza fija para alguien que se encargue del mantenimiento del parque. Para ello, actualmente realizan un análisis de la situación tributaria del distrito.

En un inicio todo estaba muy bien, la iluminación en la noche se veía muy bonita, pero todo se ha ido deteriorando”, dijo Alexis Jiménez, un comerciante de la zona a quien la muni le dio las llaves para que limpiara “cuando pudiera”, pues su restaurante queda al lado. 

Diseño y desarrollo web por Manatí