Pasar al contenido principal

Lenguajes

Desafíe su fuerza física y mental escalando en Nosara

  • Una torre de escalada con más de 40 rutas lo espera
Donar
Compartir: 
Steven Way viajó por varios países del mundo practicando la escalada y escogió Nosara para su proyecto.Fotos por César Arroyo

Estoy a 13 metros de altura a punto de impulsarme en un último movimiento para terminar la ruta. Mi siguiente destino es una pieza de plástico poroso verde a pocos centímetros de mi cabeza. Si es cierto que los grandes caminos inician con un solo paso, las grandes rutas de escalada terminan con pequeños impulsos como este. Uno pocas veces imagina que la victoria dependa de piezas tan pequeñas.

La escalada como todo deporte exige muchas destrezas, pero estas tres en especial: fuerza, concentración y fe.

Puede practicarse en roca natural, pero la que nosotros intentamos fue en una torre artificial, la de Nosara Climb. Y consiste en trepar por una ruta de piedras artificiales pintadas con colores específicos que llegan hasta el punto más alto de la pared. Se dice muy fácil.

Fuimos a probar varias rutas en Nosara Climb hasta que nuestros tendones no aguantaron más.

Pie, mano y equlibrio

La cuerda morada que me sostiene por encima de la línea del horizonte es sujetada por las manos de Steven Way, responsable de este proyecto llamado Nosara Climbing y con más de 20 años de practicar el deporte.

Este londinense de 42 años, peinado mohawk y brazos fibrosos me grita desde el nivel cero las instrucciones que debo seguir para alcanzar la siguiente piedra.

Quienes se hayan sujetado a estas piezas como si su vida dependiera de ello, saben que el calor es uno de los grandes enemigos de este deporte. Y Nosara está lejos de reunir las mejores condiciones para practicarlo: el frío es ideal para aumentar la fricción y adherirse bien a la roca, natural o artificial. En cambio, cuando las manos sudan, las piedras van perdiendo su fricción cada vez más.

Por suerte, una de las cuatro caras de la torre siempre está a la sombra. Además, escalar de noche, con luz artificial y bajo la oscuridad estrellada de Nosara también es una buena opción para escapar del calor y el horario de este local es flexible.

Un “nuevo” deporte

En Nosara como en Costa Rica los gimnasios de escalada se ven como una novedad, pero vienen en auge en los últimos años. Tanto, que se estrenará oficialmente como deporte olímpico en japón 2020. Justamente, Way apunta que ese será el impulso que el deporte necesita para atraer a más adeptos.

Nosara Climb tiene 4 años de existir y recibe tanto grupos de turistas como locales.

“Quise construir una estructura fuerte y profesional. Nadie quiere escalar algo que no inspire confianza”, dice Steven golpeando con la mano abierta una pared de la torre. Está enterrada profundo en la tierra y fue diseñada con un modelo antisísmico. Las piedras, anclajes y gran parte del equipo fue traído de Inglaterra y Estados Unidos, cuenta él.

Pienso en esto mientras me sostengo con una mano y un pie. De repente, le tengo confianza a la importación, a los sistemas antisísmicos y a las grandes industrias de primer mundo. La globalización me da seguridad y logro llegar hasta otro apoyo.

El precio de una hora por persona es de $20 ó ¢10.000, pero si se trata de un grupo grande puede bajar hasta la mitad. Esto incluye todo lo necesario para escalar: zapatos, arnés, magnesio (para que no suden las manos y aumentar la fricción) y cuerdas. También, si se trata de escaladores experimentados, se ofrece el equipo necesario para los que sepan liderar rutas.

Además de facilitar todo el equipo, Steven se encarga de asegurar en top-rope a quienes nunca antes hayan escalado. En esta modalidad, el escalador siempre está asegurado a lo más alto de la torre y no corre peligro alguno si suelta la pared o se resbala.

“La sesión depende de la energía de la persona o del grupo, pero usualmente con tres veces que se suba la pared es suficiente, se tarda más o menos una hora”, nos cuenta Steven.

Escalar es otro chance de escapar del turismo convencional y de probar algo distinto a las actividades típicas de Nosara como el surf o el yoga. Es una manera nueva de ver el paisaje, la playa y la vida en general.

Póngase los zapatos y escale con todo y temores. Alex Honnold, escalador profesional dice: “Para mí, la pregunta crucial no es cómo escalar sin miedo, eso es imposible, sino cómo enfrentarlo cuando se cuela en los nervios”.

Facebook: Nosara Climb
Teléfono: 8319-6957
Dirección: Frente a Del Mar Academy

Diseño y desarrollo web por Manatí