Pasar al contenido principal

Lenguajes

AyA regulará pozo ilegal y acueductos rurales de Marbella

  • Complejo residencial usaba agua ilegalmente para llenar piscinas
Donar
Compartir: 
Estos seis tanques de almacenamiento, cada uno con capacidad de 22.000 litros, están ubicados en el proyecto Lomas del Sol y también abastecen a los condominios Jardines del Sol, el lote donde se encuentran será donado al AyA, informó el administrador del complejo, Marlon Ortíz.Fotos por Wilberth Villalobos

El Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) asumirá el control de un pozo ilegal y dos acueductos rurales en la comunidad costera de Marbella en Santa Cruz, luego de que La Voz de Guanacaste denunciara las condiciones irregulares en que se administraba el agua de la comunidad.

Se trata de los acueductos administrados por las asadas de Marbella y Posada del Sol y el pozo que abastece a los condominios Jardines del Sol y Lomas del Sol.

Así lo confirmó  el asesor legal del AyA, Rodolfo Lizano, quien indicó que inscribirán a nombre del AyA los pozos de las asadas y los condominios ante la Dirección de Aguas del Ministerio de Ambiente (Minae).

“No podemos cerrarlos y dejar sin agua a los hogares, pero sí podemos asumirlos”, afirmó el abogado.

Marbella es un pueblo costero de menos de 300 habitantes, ubicado a 24 km de Nosara y a 46 km de Tamarindo y que vive una realidad muy semejante a otras playas: sus habitantes no saben cuánta agua tienen ni para cuántos años.

De hecho, la Asada de Marbella en este momento  tiene deficiencias en la red de distribución del acueducto y poca capacidad hídrica en los pozos. Esa es la principal razón por la cual el AyA va a asumir su control, pese a que algunos miembros de la junta directiva de la asada está en contra de esta decisión.

En Lomas del Sol, algunos condominios como este, tienen tanques para almacenar agua.

Los vecinos de la comunidad también estaban preocupados porque la Asada Posada del Sol tenía como presidente al dueño de varios desarrollos inmobiliarios de la zona, y además se ubicaba a pocos metros del acueducto original, por lo que ambos pozos estaban haciendo presión sobre la misma cantidad de agua.

Así lo informó La Voz de Guanacaste en octubre del 2017, cuando también denunció que Jardines del Sol y Lomas del Sol utilizaban un pozo perforado ilegalmente para abastecer a 23 usuarios de los proyectos urbanísticos, pese a que la Dirección de Aguas del Minae ya había pedido en dos ocasiones distintas que lo cerraran.

En un recorrido efectuado en marzo de este año, La Voz de Guanacaste comprobó que, dentro del proyecto urbanístico Lomas de Sol, hay 11 condominios construidos, algunos con piscina propia y tanques para almacenar agua, y un área grande de piscina para los miembros del complejo residencial.

Rodolfo Lizano del AyA explicó que una vez que el AyA asuma el pozo ilegal que abastece a Jardines y Lomas del Sol, verificarán que el uso del agua sea para consumo humano y no para otros usos como llenar piscinas.

Para llenado de piscinas no, el agua es para consumo humano”, aseguró Lizano.

El administrador de Jardines del Sol y Lomas del Sol, Marlon Ortiz, dijo que nunca han tenido problemas de agua, ni siquiera durante marzo y abril, que son los meses más secos y en los que suele faltar el líquido en otras zonas costeras de Santa Cruz. 

Tener pozos ilegales afecta a todos los vecinos de una comunidad porque toda el agua viene del mismo manto acuífero y se vuelve imposible conocer cuánto líquido se está gastando realmente.

¿Qué sigue?

El departamento de Gestión de Acueductos Rurales del AyA solicitó al desarrollador de Jardines del Sol y Lomas del Sol que realice una prueba de bombeo para conocer la calidad y cantidad de agua disponible en el pozo.

El administrador del complejo, Marlon Ortiz, dijo a este periódico que realizarán esta prueba a finales de marzo, aunque no confirmó la fecha exacta. El instituto hizo la solicitud desde el 4 de enero pasado.

Ortiz dijo que está de acuerdo en que el AyA controle el pozo y el acueducto que abastece a los dos condominios para así resolver la situación de ilegalidad.

Asadas a favor y en contra

Sin embargo, al menos dos miembros de la asada de Marbella están en contra de que el AyA administre el acueducto y cierre la asada. Uno de ellos, Pablo Vargas alegó que ya ellos habían ordenado facturas y los cobros que tenían pendientes. 

“Sería caótico porque los intereses de acueductos (AyA) no son los intereses del pueblo de Marbella”, sostuvo Pablo Vargas.

En eso coincide el administrador de la asada de Marbella, Tony Gutiérrez Muñoz, quien sí está a favor de que el AyA intervenga para ordene el manejo del agua pero no que asuma todo el control de la asada.

A Vargas lo que  le preocupa es que con la intervención del AyA se interrumpan los procesos que está haciendo la actual junta directiva, como el de llevar agua a la comunidad de Manzanillo, cercana a Marbella.

Sin embargo, una de las integrantes de la Junta Directiva del AyA, Yolanda Acuña, aseguró que la institución se compromete a futuro a llevar agua a esta Manzanillo, aunque no detalló una fecha exacta. 

Por su parte, la fiscal de la Asada de Posada del Sol, Giselle León, afirmó que ella está a favor de que el AyA asuma la administración del agua de toda la comunidad porque, según ella, esto ordenaría el manejo del recurso hídrico.

“AyA tiene que intervenir para que Marbella sea un modelo sostenible de desarrollo”, señaló León.

Rodolfo Lizano, del AyA, estimó que el traspaso de los pozos y acueductos de Marbella podrían hacerlo durante este mes, y dijo que la institución está evaluando colocar una oficina en Marbella.

Lizano dijo que, junto al Minae,  “poco a poco” irán poniendo  en regla a los 150 pozos ilegales que la Dirección de Aguas encontró el año pasado. En estos casos seguirán un proceso similar al de Marbella.

Lea también: 150 pozos ilegales en Santa Cruz amenazan los mantos acuíferos

Diseño y desarrollo web por Manatí