Noticias y Opiniones Locales Llegando a las Comunidades de Nosara, Nicoya y Samara  
Return to homepage
titulos regionales comunidad deportes entretenimiento surf naturaleza salud en Espaņol English
     
ArchivOS
Enero 2010
Febrero 2010
Edicion AGUA
Marzo 2010
Abril 2010
Mayo 2010
Junio 2010
Julio 2010
Agosto 2010
Septiembre10
Octubre 2010
Noviembre 10
Diciembre 10
Enero 2011
Febrero 2011
Marzo 2011
Abril 2011
Mayo 2011
Junio 2011
Julio 2011
Agosto 2011
Septiembre11
Octubre 2011
Noviembre2011
Diciembre2011
Enero 2012
Febrero 2012
Marzo 2012
Abril 2012
Mayo 2012
Junio 2012
Julio 2012
Agosto 2012
Septiembre 12
Octubre 12
Noviembre 12
Diciembre 12
Enero 13
Febrero 13
Marzo 13
Abril 13
Mayo 13
 

MEDIOS DE
COMUNICACION

  El Pais
  Inside Costa Rica
  Costa Spirit
  Q Costa Rica
  Today Costa Rica
  El Sabanero
 
conEXION
FaceBook
Twitter
 
cLasIFICADOS
 
comUNIDAD
  Nosara Animal Care
   
Esquelita de Nosara
  Friends of Nosara
   
  Nosara Civic Association
  Nosara
Wildlife
   
La violencia va al colegio
Ante la indiferencia de padres y maestros, nuestros jóvenes están llevando lo que aprenden en sus casas y barrios a las aulas
Por Dr. Francisco Renick

“La salud es el estado de completo bienestar físico, mental y social”, expresa la definición dada por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Sin embargo, nuestra sociedad ha evolucionado a través de los años, no siempre de forma positiva, hasta el punto de afectar la salud mental de nuestros niños y jóvenes.

De acuerdo a datos del Programa Integral de Atención al Adolescente de la Caja Costarricense del Seguro Social, actualmente muchos jóvenes son el resultado de un desinterés o descuido por parte de los padres, quienes centran sus preocupaciones únicamente en los resultados académicos de sus hijos. Sin bien es cierto la violencia no es solo una consecuencia de la falta de oportunidades de estudio, del uso de drogas y alcohol y de la delincuencia, también proviene de los mismos hogares y de los padres o encargados de los menores de edad quienes, según el Ministro de Educación, Leonardo Garnier, han descuidado la educación y la enseñanza de valores, como el simple hecho de respetar y aprender de esa persona que se encuentra delante nuestro, el o la educadora, quién nos da por medio del estudio importantes herramientas para crecer.

Actualmente, la sociedad costarricense se encuentra sumamente conmocionada ante el crimen a una directora de un colegio en Heredia, el cual fue cometido por un estudiante que se encontraba “molesto con ella”. De acuerdo a sus padres, compañeros de colegio y otros allegados, el joven era un muchacho normal, tranquilo, que no consumía drogas ni tenía actitudes que pudieran hacer sospechar que podría cometer un acto así. Por esto nos preguntamos, ¿cómo un adolescente que se encuentra recibiendo una buena educación termina en pocas horas condenado a una vivir en una celda acusado de asesinato?

Según datos del Instituto de Estadísticas y Censos (INEC) para el año 2005 al 2009, el 83% de las victimas de suicidios en el país fueron hombres, siendo el 38% de estos menores de 30 años. Por su parte, el 82% de las victimas de asesinatos también fueron hombres, siendo el 41% de estos menores de 30 años, y estando presentes las armas de fuego en ambos casos.

Con el paso de los años, estos datos han ido aumentando en número mientras disminuye la edad de los ofensores. Esto nos habla de una sociedad en donde las personas jóvenes son cada vez más violentas. De acuerdo al Director de la Fuerza Pública, Erick Lacayo, casi todos los días en al menos uno o dos centros educativos surgen problemas, pleitos y hasta bloqueos de calles ocasionadas por conflictos entre los mismos alumnos, por matones, con estudiantes de otros colegios, por estudiantes a quienes les desagrada un profesor o director y hasta por padres de familia que llegan al colegio a crear conflictos. Solo en el año 2009, se realizaron 113,189 gestiones policiales en colegios y se interpusieron 2,585 denuncias ante el Ministerio de Educación Pública por conflictos estudiantiles. Como consecuencia, esta entidad ha dado la orden de revisar los bultos en la entrada de los colegios públicos para evitar en ingreso de armas (no así en los colegios privados, ya que estos tienen autonomía administrativa).

Sin embargo, la revisión de bultos no es la única solución. La violencia se debe prevenir de manera integral, involucrando a los maestros, padres de familia, medios de comunicación y a la sociedad en general. En las aulas, los jóvenes no solo deben aprender sobre matemáticas, y estudios sociales, también se les debe enseñar el manejo de los conflictos y de la ira, el uso positivo del tiempo libre e incentivarlos para que desarrollen mayor interés en asistir al colegio. Y, por qúe no, cuando se detecte que existe un problema, se le debe dar una pronta atención psicológica ya que muchas el arma no están en los bultos, está en la cabeza.

 

 


Prevención desde
el hogar

Por Dra. María José Zamora

1. Este al tanto de lo que su hijo(a) busca, hace y aprende en Internet.

2. Un gran número de situaciones de violencia y dolor podrían evitarse si los niños y jóvenes no tuvieran acceso a armas de fuego y armas blancas. Si su elección es tener un arma en su casa, guárdela descargada, en un sitio secreto y bajo llave, manteniendo las municiones en otro lugar. En Costa Rica los padres pueden enfrentar cargos muy serios ante la justicia si su hijo(a) comete un crimen con un arma de su propiedad.

3. De acuerdo a la psicóloga clínica de Enfoque a la Familia, Gianina Córdoba, “hay que escuchar más, observar más y hablar menos”. Invierta tiempo en sus hijos, conozca quiénes son sus amigos, dónde van cuando no están en el colegio y si tienen problemas con alguien.

4. Respete a su hijo, no invada su espacio personal pero tampoco le de tanto espacio que no sepa lo que esta sucediendo.

5. ¡Sepa escuchar, tanto lo que sus hijos le dicen como lo que no le dicen! Busque señales y actitudes que no son habituales. Se ha comprobado que antes de cometer un acto de violencia, el agresor lo comunica con anterioridad a al menos una persona.

6. Comparta actividades con ellos. Acompáñelos a jugar fútbol o a ver una película. Si no le es posible dedicarles mucho tiempo, al menos ofrézcales tiempo de calidad cuando están con usted.

7. No sea solo un padre, sea un amigo: déles amor, confianza, respeto y seguridad en si mismos.

 

 

Con gusto responderemos a sus consultas de salud, escríbanos a: salud@voiceofnosara.com

     

 

 
 

Contacte nos: NOSARA editorial@voiceofnosara.com / PUBLICIDAD Y ANUNCIOS ads@voiceofnosara.com
Copyright 2012© La Voz de Nosara