Noticias y Opiniones Locales Llegando a las Comunidades de Nosara, Nicoya y Samara  
Return to homepage
titulos regionales comunidad deportes entretenimiento surf naturaleza salud en Espaņol English
     
ArchivOS
Enero 2010
Febrero 2010
Edicion AGUA
Marzo 2010
Abril 2010
Mayo 2010
Junio 2010
Julio 2010
Agosto 2010
Septiembre10
Octubre 2010
Noviembre 10
Diciembre 10
Enero 2011
Febrero 2011
Marzo 2011
Abril 2011
Mayo 2011
Junio 2011
Julio 2011
Agosto 2011
Septiembre11
Octubre 2011
Noviembre2011
Diciembre2011
Enero 2012
Febrero 2012
Marzo 2012
Abril 2012
Mayo 2012
Junio 2012
Julio 2012
Agosto 2012
Septiembre 12
Octubre 12
Noviembre 12
Diciembre 12
Enero 13
Febrero 13
Marzo 13
Abril 13
Mayo 13
 

MEDIOS DE
COMUNICACION

  El Pais
  Inside Costa Rica
  Costa Spirit
  Q Costa Rica
  Today Costa Rica
  El Sabanero
 
conEXION
FaceBook
Twitter
 
cLasIFICADOS
 
comUNIDAD
  Nosara Animal Care
   
Esquelita de Nosara
  Friends of Nosara
   
  Nosara Civic Association
  Nosara
Wildlife
   

Catarata en Santo Domingo: increíble maravilla que eleva el ánimo

Por Arianna McKinney

Escondida en Santo Domingo, en las montañas arriba de Sámara, se encuentra una impresionante catarata de aproximadamente 100 metros de altura que cae hacia una piscina de agua fría y limpia. La catarata se ubica en una finca propiedad de la familia Díaz, y Chong Díaz, quien nació hace 51 años, y quien lleva a la gente allí a caballo. Al preguntarle si la catarata tiene nombre Chong dice que no, pero luego decide llamarla Catarata Los Díaz.

Cerca de las 8:30 de la mañana salimos a caballo y cabalgamos por la arena a lo largo de Playa Sámara. En Matapalo dejamos la playa, cruzamos la carretera y subimos hacia Santo Domingo, siguiendo el camino montañoso hacia arriba y más arriba, acompañados por las vistas panorámicas de la costa de Sámara. Después de pasar algunas casas, somos tan solo nosotros y la belleza natural de la montaña. Los sonidos del silencio - hasta los monos congos colgando de los árboles no hacen un solo ruido. Solo se escuchan los pájaros cantando y el sonido de los cascos de los caballos sobre el camino de tierra. Los caballos están cubiertos en sudor y su respiración se ha vuelto pesada. No puedo tan siquiera imaginar cuantas veces tendría que parar a descansar yo si tratara de subir este camino empinado a pie y por eso me compadezco y admiro a estos caballos tan trabajadores.

Mas arriba la vegetación cambia – no hay más que árboles de teca, creciendo rectos y alto. Chong recuerda cuando la montaña estaba cubierta con gran variedad de árboles frutales como la guayaba y el aguacate, junto con palmeras y potreros. Pero ahora la teca se cultiva comercialmente.

Hemos estado montando durante una hora y 45 minutos, cuando escucho la corriente de agua. Poco después nos desviamos hacia la hierba alta, en donde no hay camino visible, pero Chong conoce esta tierra. Atamos los caballos a un grupo de árboles, en donde disfrutarán de un merecido descanso mientras nosotros continuamos a pie, saltando de una piedra a otra a través de un riachuelo, agachándonos bajo el alambre de púas. Si utilizara un camino fijo ya no sería natural y lo natural es más hermoso, explica Chong.

 
 
 

Finalmente llegamos. Me deleito observando esta hermosa catarata, ubicada en un claro, rodeada por árboles verdes y rocas cubiertas con musgo. El cielo azul se asoma a través de los árboles en este escenario de belleza natural.

Chong asegura que el mejor momento para hacer el viaje de ida y vuelta de cinco horas de duración es alrededor de las 3:30 p.m. para así disfrutar de la puesta del sol. Para Chong lo que hace que esta catarata sea tan especial es "la tranquilidad; el aire que allí se respira es excelente y los atardeceres son preciosos". Agrega que es posible observar una gran variedad de animales como gatos de monte, mapaches y pizotes, aunque es menos probable verlos durante el día ya que son muy tímidos.

Cruzo el riachuelo y camino bajo la catarata a través de la parte menos profunda de la piscina, acostándome sobre una roca para mirar el cielo azul y el agua que cae. Una Mariposa Morpho Azul revolotea a mi alrededor, llamando la atención con sus impresionantes alas celestes. Un turista alemán en el grupo se queda en su traje de baño y entra, sumergiéndose bajo el agua. Chong asegura que el agua es fría pero el alemán no está de acuerdo; dice que es refrescante. Luego se sienta bajo las cataratas, permitiéndoles masajear su espalda, por lo que más tarde me decido a nadar hasta la catarata. El agua cae golpeando mi espalda con fuerza. Me muevo un poco para obtener un masaje más suave y luego floto; al hacerlo mi ánimo se eleva, directo arriba, hacia el cielo azul despejado que nos cubre.

Para más información sobre la catarata puede contactar a Chong Díaz al teléfono 8307-1433.


     

 

 
 

Contacte nos: NOSARA editorial@voiceofnosara.com / PUBLICIDAD Y ANUNCIOS ads@voiceofnosara.com
Copyright 2012© La Voz de Nosara